El proyecto es convertir una casa de pueblo con casi dos siglos de historia en un espacio de formación y divulgación de las artes en Pont de Montañana (Huesca).