pancarta-lluc-queralt-expo-la-escala

TIMEOUT BARCELONA nos referencia!

LLUC QUERALT. El fotógrafo y pintor tarraconense siempre busca la esencia, jugando con la geometría y los instantes decisivos
Por Laia Beltran

 

QUIZÁ TODO comenzó con una Canon AE-1. «Se la regalaron a mi madre el día que nací. Y, años más tarde, ella me la pasó a mí «. Lluc Queralt no sabe precisar cuando se engancho a hacer fotos. Como buen skater, sus recuerdos patinan. Pero alguien le dijo que tenía buen ojo y se apuntó a un módulo de fotografía en Tarragona. También comenzó a pintar. Y a viajar mucho. Los Estados Unidos, Islandia, Bolivia, Siria, Irán, Cuba, Armenia, Corea del Norte … «Me gusta registrar, descubrir, dejar constancia».

No tiene un método, pero sí alguna obsesión. «Juego mucho con la geometría de las imágenes». Busca líneas perfectas y captar instantes decisivos. Cita Cartier-Bresson y hablamos de cómo se parecen la fotografía y la psicología, para que un retrato es más que una mínima distancia física, también es un estado mental.

Dispara en analógico y en digital. «Sólo depende de las circunstancias», puntualiza. Tampoco se preocupa en una temática. Algo le llama la atención y él tira del hilo. Y es así, de la manera más casual, como empezó a retratar en blanco y negro a la gente del circo. Siempre fuera de pista. «Es un mundo dentro de nuestro mundo, personas en constante movimiento que no tienen donde anclar». Antes lo hizo con monjas de clausura. Y ahora esta ultimando un proyecto sobre los últimos vestigios del comunismo. El secreto? «Buscar siempre la esencia».

 

 

timeout_2017-12-27-lluc-queralt

Lluc Queralt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.