Magi Puig

Palou (Lleida), 1966

Aunque ha sido un gran amigo del lápiz desde muy joven, la pintura se convierte en la principal herramienta para interpretar cuanto lo rodea

Tiene una gran sensibilidad hacia la luz y el color.
El estudio de la figura humana, las escenas de la vida cotidiana y los viajes por todo el mundo constituyen los temas de su obra.

 

Pintor alquimista, nos ofrece la esencia de la realidad vivida.
Vive y trabaja en Tàrrega.
Expone periódicamente en Barcelona, París y Montpellier.

 

www.magipuig.es

 

Ediciones