Josep Moscardó

Barcelona,1953

Su pintura penetra en la complejidad del color y la luz tanto en atmósferas de día
como de noche. Fiel al natural, nos muestra una visión optimista de su entorno
y sus viajes.

Su pintura, con ciertas referencias fauves, se muestra expresiva y dialogante,
inteligible, abierta a la presencia de la figura, a la del paisaje urbano. Josep
Moscardó es de los pocos artistas que actualmente pintan todavía al natural
y captan la poética de lo cotidiano.

Escultor inquieto y prolífico, basa su obra en la síntesis de las formas y la técnica del collage.Sus piezas están compuestas por objetos hallados y organizados de forma lúdica.
Desde hace muchos años, la obra gráfica original también forma parte importante de su creación.Desde 1998 se vinculó a La Palmera, taller de serigrafía artística.

Expone periódicamente en Barcelona, Calafell y Sant Cugat.

Ediciones